Crónica: Los eventos del lujo post COVID-19

Philippe Guillaumet: cónsul honorario del principado de Mónaco en Madrid. Fundador de PRP Luxury Consultants S.L

María de Mateo: ALUMNI UCJC y empleada de empresa italiana diseñadora de moda de lujo.

Olalla Jiménez, directora de los estudios de protocolo y organización de eventos.

La directora de los estudios les da la bienvenida a todos los asistentes que superan a los 55 y pregunta acerca de ¿Qué es para vosotros el lujo? ¿Qué diferencia hay con el lifestyle?

Philippe entiende el lujo como una filosofía, proviene de los artesanos en la corte de Luis XIV y atiende a muebles, tapices etc. Cada uno tiene su lujo, para algunos pueden ser 10 minutos de tiempo libre. El producto puede ser parte, pero no lo es todo, muchas cosas se definen como lujo, pero lo importante dentro de él es la ética y la transparencia en la filosofía de vida y en los productos, deben ser transparentes en la creación y filosofía. La creación y la innovación son importantes, la atemporalidad es una máxima del lujo. No tiene nada que ver con el lifestyle, el lujo es una filosofía es tener un sueño al que aspirar. Características: 1. No está ligado al dinero. 2. No existe el lujo sin seres humanos. 3. No hay una receta que se pueda reproducir.

María entiende el lujo como todo aquello que nos cuesta un poco más. Es soñar, esfuerzo, aquello que nos gustaría tener que requiere de organización, ahorro, etc, es el momento de disfrute tan un esfuerzo. Es un placer que cuesta. Lifestyle hay de muchos tipos, pueden ser de lujo o no para ti o para lo que hagas, puede ser de lujo o no.

¿Creéis que se ha democratizado el lujo? ¿Se seguirán creando productos de alta gama?

Philippe considera que el lujo seguirá creciendo y creando, es necesario crear y debe continuar. Los países maduros continúan buscando y haciéndose diferentes del otro, hay muchas oportunidades para productos o servicios innovadores. La gente que es cliente del lujo va buscando nichos nuevos. Los países emergentes compran el lujo para identificarse a un grupo y lo seguirán haciendo, se están creando centros comerciales específicos para ello. Las marcas no son de oportunidades, no tienen la preocupación actual, su preocupación es a largo plazo y sus estrategias no son actuales.

María comenta que la democratización existe, aunque no se llegue al gran producto de la marca se compran productos más pequeños como labiales en vez de chaquetas y es el acercamiento que se permite y por la pandemia no se harán cambios, ya que se pierde el sentido de la marca, el valor.

Se han visto desfiles maravillosos en estos tiempos, pero ¿esto va a suponer una vuelta de tuerca diferentes? ¿Se seguirán viendo puestas de escena tan impactantes como las que tenía Chanel? ¿Es más importante el invitado o la ambientación del evento?

María comenta que las marcas deben seguir consecuentes con su marca y con su estilo. La moda se adapta, pero los valores de empresa deben permanecer. Es importante el invitado al evento ya que es el que nos va a permitir dar a conocer al resto.

Philippe comenta que los escenarios de los desfiles son un momento único y excepcional y se deben transmitir a través de un evento. La importancia del lujo reside en sorprender a los clientes y dejar un momento indescriptible en los asistentes. Volverá de manera regular y más, se necesita la presencia física de las personas porque se necesita que compren y no hay comparación al verlo en vídeo o en persona. La emoción no es la misma y la competición será mayor porque hay que sorprender. El lujo impone su creación, impone su tendencia que los demás siguen.

Para la directora de los estudios hay diferencia entre la persona que caza las tendencias y aquel que las fusila, que las copia que son los que hacen daño en la profesión. Esto se complica en la industria del lujo por los asistentes que acuden.

¿Cuál es la localización más exclusiva para realizar un evento? ¿Se contratan empresas de la región o las marcas los traen las suyas propias para organizar los eventos?

Philippe comenta que con la pandemia quizás se apoyen más en la gente local para hacer un evento local, aunque traigan la idea de la propia marca. Los clientes querrán espacios amplios, más cuidados.

María comenta que la matriz necesita gente en el resto de los países que represente la marca y la apoye. Se puede trabajar en lujo desde cualquier país, se siguen las directrices de la marca, pero si el evento es pequeño lo pueden hacer los mismos empleados de la misma, si es muy grande quizás se contrate personal o agencias.

La directora comenta que las empresas organizadoras de este tipo de eventos suelen ser poco conocidas, el escenógrafo si es conocido. María comenta que son celosos de su intimidad y quizás es debido a que no se quiera que les copie y por eso se blinda tanto a los proveedores.

Philippe comenta que no se puede acudir siempre a la intuición, ahora hay que ser innovador y diferente, cuidando cada detalle.

¿Cómo se puede entrar en este sector?

María comenta que es vital la formación, es lo que te va a dar la libertad de moverte y las capacidades para afrontar retos. El lujo va muy rápido, tienes que ser una persona muy inquieta y no tener miedo, todos hemos empezado en algún momento. También tienes que estar en el sitio adecuado, pero sin demostrar lo que vales no te mantienes ahí.

Philippe aconseja estar en Linkedin, actualizado e identificar las capacidades y las fuerzas que tienes. También hay oportunidades en pequeños productos emergentes, artesanos, que permiten montar empresas y sacarlas adelante.

Como titular de cierre para María sería que todo no va a cambiar tanto, y eso es bueno. Cambiará aquello que hemos visto que se puede mejorar, pero lo bueno seguirá siendo bueno.

Philippe quiere acabar diciendo que la pandemia ha permitido que las marcas de lujo han aprendido que deben cambiar la manera de comunicar dependiendo del país. El mensaje es el mismo pero la manera de hacerlo es diferente.

Olalla comenta que se queda con la diferencia entre mercados maduros y emergentes, los nichos específicos y locales y con la formación e investigación en aquello que te genera pasión.

Una de las asistentes, Lola, se queda con este mensaje de cierre “El lujo permanece. Los sueños no cambian. Son necesarios para vivir con ilusión”.

Esther Franca pregunta acerca de cómo las marcas se acercan a los clientes ahora que no se pueden hacer eventos. María indica “que hay que crear el momento en el lugar donde uno esté”, que la experiencia se le hace llegar al cliente, bien en imágenes que pueda tocar, en desayunos o detalles bonitos que se le manden. Philippe indica que es la época perfecta para el lujo ya que éste trabaja one to one con un cliente, de manera personal y única, el cliente no se trata de manera global se trata de manera personal.

Hay que confiar en los sueños y seguirlos.

Deja un comentario