La UCJC se suma al Día Mundial del Corazón

Día Mundial del Corazón UCJC

 El Día Mundial del Corazón se celebra cada año el 29 de septiembre, con el fin de sensibilizar al público y promover la adopción de medidas preventivas que disminuyan las enfermedades cardiovasculares, en particular las cardiopatías y los accidentes cerebrovasculares, las principales causas de muerte en todo el mundo. Además es un día para concientizar a todos de los beneficios de hacer ejercicio  y los aspectos positivos en la prevención de las enfermedades del corazón. Por ello, el Grado en Enfermería y el Grado en Fisioterapia de la Universidad Camilo José Cela quieren sumarse al llamamiento de la Sociedad Española de Cardiología y Fundación Española del Corazón y compartir los consejos y los retos para poder mejorar nuestra salud cardiovascular.

El lema “Mi corazón, su corazón” trata de decirnos a nosotros mismos, a las personas que nos importan y a las personas de todo el mundo: “¿Qué puedo hacer ahora para cuidar mi corazón … y tu corazón?”

En el Día Mundial del Corazón, te pedimos que hagas una promesa. Una promesa de comer más sano, ser más activo/a, decir no al tabaco.

Una promesa… para mi corazón, tu corazón, para todos nuestros corazones.

La fundación del corazón te invita a que te hagas diversas promesas para mejorar su salud cardíaca:

  1. Para hidratarte, elige preferiblemente agua y bebidas sin azúcar.
  2. Sustituye los caprichos de dulce y golosinas por fruta fresca como una alternativa saludable.
  3. Intenta incluir en tu dieta cinco porciones de fruta y verdura al día, tanto frescas como congeladas, enlatadas o deshidratadas.
  4. Mantén el consumo de bebidas alcohólicas dentro de los límites recomendados por los profesionales de la salud.
  5. Intenta limitar el consumo de alimentos procesados y envasados porque suelen tener un alto contenido en sal, azúcar y grasa.
  6. Prepara en casa comida saludable para llevar al colegio o al trabajo.
  7. Intenta realizar al menos 30 minutos de actividad física moderada 5 veces a la semana, o, en su lugar, realiza al menos 75 minutos de actividad física vigorosa repartida a lo largo de la misma.
  8. ¡Todas las actividades cuentan! Jugar, caminar, las tareas domésticas, bailar, …
  9. Aumenta la actividad física día a día: sube a pie las escaleras, ve andando o en bicicleta al trabajo en lugar de utilizar el coche, …
  10. Haz ejercicio con amigos y familia: estarás más motivado y además ¡es mucho más divertido!
  11. Descárgate una aplicación o usa un podómetro para controlar tus progresos.
  12. La decisión más importante que puedes tomar para mejorar la salud de tu corazón es dejar de fumar.
  13. A los 2 años de dejar de fumar se reduce sustancialmente el riesgo de padecer una enfermedad coronaria.
  14. A los 15 años de dejar de fumar el riesgo de ECV es similar al de una persona no fumadora.
  15. La exposición al «humo de segunda mano» es también una causa de enfermedad cardiaca en no fumadores.
  16. Por tanto, al dejar de fumar no solo mejoras tu salud sino también la de aquellos que están a tu alrededor.
  17. Si tienes problemas para dejar de fumar, solicita la ayuda de un profesional, o pregunta en tu empresa sí disponen de un programa de ayuda para el abandono del tabaquismo.

¿Por qué es importante la fisioterapia en las enfermedades cardiovasculares?

La fisioterapia aplicada a los procesos cardiacos es muy importante tanto antes como después a una cirugía. En el previo a dicha cirugía cardíaca, la movilización del tórax y de la parrilla costal es fundamental para una mejor recuperación, y en el post operatorio, esto pacientes sufren retracciones del tejido fascial y dolor de hombro siendo la rehabilitación indispensable. Además, la fisioterapia ayuda a aquellos pacientes con alteraciones circulatorias derivadas de problemas cardiacos como es la claudicación intermitente, donde mediante ejercicios específicos se mejora la sintomatología de la patología. Además, cuando un paciente sufre un evento cardíaco, el fisioterapeuta forma parte del equipo multidisciplinar de rehabilitación cardíaca en el que entra el paciente, enseñándole ejercicios previos a la rehabilitación cardíaca y los estiramientos posteriores.