LOGISTICA DE LA MODA

La percepción actual de la moda supone uno de los indicadores de bienestar social, ya que determina un estilo de vida específico que además condiciona las tendencias del mercado. Sin duda, la moda puede ser entendida como un icono que regula la capacidad de selección personas y que, en muchos casos, se convierte en un hábito repetitivo que identifica a un sujeto o a un grupo de individuos. No obstante, la moda es cíclica y esto da lugar a que la industria textil tenga que adaptarse constantemente a las nuevas tendencias, creando nuevos productos, innovando y diseñando nuevas estrategias para la fabricación distribución y promoción de ese producto.

El papel de la comunicación y la distribución de la moda resulta importante, ya que ha contribuido a la difusión de los diferentes estilos de vida a nivel global. No hay más que echar un vistazo a los posts de los bloggers de mayor actualidad, que han dado lugar a que nuevas empresas se estén introduciendo continuamente en este sector, dándose a conocer cada vez a un mayor número de consumidores. Evidentemente, la venta online ha contribuido a mayores hábitos de consumo, facilitando a los clientes el acceso a los productos más exclusivos a un solo golpe de click. Las empresas del sector de la moda facilitan la compra aportando múltiples referencias como la talla, los colores disponibles, el tejido, la disponibilidad de la prenda, la logística inversa, etc.

Las previsiones de crecimiento del sector para los próximos cinco años, superan el 14% a nivel mundial con un volumen de negocio anual superior al billón de euros. El mayor volumen de mercado se encuentra en Estados Unidos, seguido a gran distancia por China (casi la mitad) y a mucha mayor distancia, países como Brasil, Rusia, Italia, Alemania o Reino Unido. En el caso de España, el volumen de negocio es del orden de los 20 mil millones de euros anuales, con unas perspectivas de crecimiento del 15% en los próximos cinco años.

En relación con los puntos de venta de artículos textiles, se estima que en Europa existen más de 113.000 proveedores fabricantes, lo que supone casi el 20% sobre el total de proveedores de otros productos.

Los principales países europeos proveedores de moda son Francia, Italia, España y Alemania. El sector español de la confección se encuentra en fase de constante adaptación a las nuevas tendencias del mercado. En la actualidad existe un enfoque basado en la innovación y la flexibilidad del producto y orientado a la búsqueda de oportunidades en los mercados exteriores. Sin duda, el grupo estrella en el sector es Inditex que abandera el Plan global de la moda española con el objetivo de potenciar la imagen de la moda española y su capacidad exportadora en los principales mercados internacionales.

En cuanto a las ventas del sector de la moda, los datos apuntan a que un 6% del volumen de facturación se adquiere mediante comercio electrónico, siendo uno de los sectores de mayor volumen en este tipo de canal.