EL PRIMER BUQUE AUTÓNOMO NAVEGARÁ PRONTO

El Primer Buque Autónomo navegará pronto, escrito por Esther Sedano Magraner (alumno del Grado en Transporte y Logística UCJC)

Medios de transporte como, trenes y aviones se consideran prácticamente autónomos. Mientrás, los vehículos que circulan por carretera cada vez están más cerca de serlo. Un buque sin tripulación y completamente eléctrico, es el proyecto en el se trabaja para revolucionar el comercio marítimo.

Las compañías noruegas Yara internacional (agricultura) y Kongsbert Gruppen (tecnología marítima), se han asociado para llevar su construcción. Este pionero sistema de navegación ha sido nombrado “Yara Birkeland”. El buque transportará productos químicos y fertilizantes. Hará un recorrido de 22 kilómetros desde la planta de producción de Yara situada en Porsgrunn hasta Brevik y Larvik (Noruega).

La primera prueba se realizará a finales del próximo año (2018).

Esta prueba se llevará a cabo con tripulación. Y, será en 2019 cuando se realice la operación autónoma, para finalmente ceder el total control del buque en 2020.

El motivo por el que, Birkeland realizará las primeras pruebas con tripulación, es la actual regulación marítima. La OMI no autoriza a día de hoy la navegación sin tripulación. No obstante, el Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en el Mar, establece que los barcos deben estar “suficiente y eficientemente tripulados”. Por ello, la OMI está revisando este requisito. Aunque, a día de hoy, los buques autónomos tienen prohibida la navegación.

Tras superar la fase inicial, habrá tres centros al mando de la monitorización de cada movimiento del buque. El director ejecutivo de Kongsberg, Geir Haoy afirma “Será algo así como volar un dron desde un centro de mando”. “Se usará la navegación GPS y un gran número de cámaras para ver lo que está pasando alrededor de la nave”.

El buque será tres veces más costoso que los que se usan actualmente para esas rutas. Sin embargo, ambas compañías, están de acuerdo en que los gastos se reducirán un 90%. Debido al ahorro en personal y combustible. A lo que hay que añadir, un beneficio considerable para el medio ambiente. Producido por la disminución de las emisiones de NOx y CO2.

En paralelo a este proyecto, el director de producción de Yara, Petter Ostbo, aseguró a ‘The Wall Street Journal‘ que ya trabajan en nuevos diseños. Que permitan alargar los trayectos que realicen estos barcos autónomos: “Tal vez,  incluso podamos mover nuestro fertilizante desde Holanda hasta Brasil sin tripulación”.

Nota: este post se ha generado en el ámbito de la materia de Gestión Ambiental del Grado en Transporte y Logística (ver plan de estudios) de la Universidad Camilo José Cela (Marta Serrano Pérez y Tomás García Martín).

Deja un comentario