Nuestros plásticos dejan huella

Plásticos que dejan huella, por David Cercadillo García (alumno del Grado en Transporte y Logística UCJC)

 La “huella de carbono” mide las emisiones de gases de efecto invernadero, especialmente CO2, durante toda la cadena de producción de un producto determinado. 

  • El aumento del CO2 en la atmósfera genera un incremento de la temperatura. Potenciando el “efecto invernadero”, y con él, el “cambio climático”. 
  • La “huella medioambiental” habla del impacto ecológico del plástico: solo en el mar se vertieron más de nueve millones de toneladas en el 2015. 
  • Según una publicación de Science, si se colocara esa basura a lo largo de las costas de la Tierra, habría cinco bolsas de la compra llenas de plástico cada 30 centímetros.

La producción de plásticos en todo el mundo ha crecido espectacularmente en los últimos 50 años, sobre todo durante las últimas décadas. Solo en 2002 y 2013 creció un 50%: pasando de 204 millones de toneladas a 299 millones. En 2020 se prevee que superen los 500 millones de toneladas anuales. Es decir: un 900% más de lo que se fabricaba en 1980.

El productor de plásticos más importante del nundo es China, seguida de Europa, Norte América y Asia (sin contar el gigante asiático). En Europa, más de 2/3 de la demanda de plásticos se concentra en Alemania (casi el 25%), Italia (14,3%), Francia (casi el 10%), Reino Unido y España, que superan el 7%.

La inmensa mayoría de la producción se utiliza para la fabricación de envases, es decir, en productos de un solo uso, que pueden tardar hasta 600 años en descomponerse. En particular, las cifras en Europa crecen sin parar. Sólo en 2013, la demanda de plástico para envases aumentó un 39% en 2013. ¿En España? Aún peor: nada más y nada menos que el 45%.Huella de plásticos. Grado en transporte y logística UCJC

Bill Bryson,  en su libro”How bad are bananas?”, afirmaba que según diversos estudios, por cada kilo de plástico producido, son emitidos 3,5 kilos de CO2 a la atmósfera. En el caso del PET reciclado, su huella de carbono baja a 1,7 kilogramos de CO2. ¿Los peores datos? Son para el nylon: ¡9.1 kilos de CO2 por cada kilo producido!

Y éste no es el único dato preocupante. Una desproporcionada producción de plásticos lleva consigo una generación de residuos proporcional. En 2010, en Europa de las 46,4 millones de toneladas consumidas, 24,7 millones de toneladas se convirtieron en residuos. Es decir: un 53% del total, un porcentaje que aumenta un 2,5% cada año.

¿Qué podemos hacer entonces para mejorar la huella de carbono?

  • Evitar las bolsas de plástico de un solo uso, sustituyéndolas por bolsas de tela, cestas o carros.
  • Evitar el “plástico biodegradable” y el “compostable”. No son recicables.
  • Priorizar las botellas y envases reutilizables y/o retornables.
  • Comprobar los ingredientes de tus cosméticos para evitar los microplásticos: polietileno (PE), polipropileno (PP), PET, PMMA y/o nylon.
  • Rechazar envases y utensilios de un solo uso: pajitas, vasos o cubiertos, ¡no!
  • Reciclar el plástico usando el contenedor adecuado. Evitar el exceso de embalaje (como las bandejas de poliespan plastificadas) y comprar los productos a granel siempre que sea posible.

Son gestos diarios de nuestro día a día con los que reducir nuestro consumo de plástico, y por lo tanto el CO2 que emitimos a la atmósfera. Si lo haces, vas a dejar huella en el planeta: solo con el reciclaje, se reduce la huella de carbono entre un 30% y un 70%. Y si hacemos un consumo responsable, la huella medioambiental también podrá reducirse considerablemente.

Nota: este post se ha generado en el ámbito de la materia de Gestión Ambiental del Grado en Transporte y Logística (ver plan de estudios) de la Universidad Camilo José Cela (Marta Serrano Pérez y Tomás García Martín).

Deja un comentario

  1. Andres Uribe

    Muy interesante, podrias explicar porque los plasticos biodegradables, ex: el de almidon no lo son?

  2. Javiet Díaz

    Estupendo artículo que pone de manifiesto el impacto que el hombre humano está generando sobre nuestro planeta

  3. Carmen santos olivares

    Estupendo articulo. Enhorabuena al autor!

  4. Noelia Garcia

    Muy interesante! Cada gesto suma en nuestra concienciaciòn. Me ha encantado la parte “ que podemos hacer…” Espero llegue a mucha gente.

  5. blogitl

    Muchas gracias por tus comentarios. Esperemos que así sea…

  6. blogitl

    Muchas gracias