Alumna de la UCJC en el BulliLab de Ferran Adrià

Nuestra alumna Pilar Moreno – situada a la derecha en la fotografía junto a su amiga y compañera en el BulliLab Estrella García- ha podido disfrutar de esta experiencia inolvidable para ella. A continuación, nos cuenta cómo la vivió y lo que más disfruto. Además aprovechando sus conocimientos de arquitectura, pudo descubrir y centrarse en un área de gastronomía totalmente desconocida para ella -arquitectura gastronómica-.

Porqué recomiendo trabajar en el BulliFoundation

Realmente recomiendo participar en el BulliFoundation. Para mí ha sido una gran experiencia y, profesionalmente me ha enriquecido mucho. Por una parte he podido ampliar conocimientos en cuanto a arquitectura gastronómica que es un mundo que para mí en la universidad había pasado más desapercibido; ha sido todo un descubrimiento. Por otro lado, el poder participar en el diseño de proyectos reales pero fuera de lo convencional junto a Ferran Adrià, que aporta un estilo personal a todo lo que allí se trabajaba, ha sido apasionante.

Respecto a la relación con los compañeros ha sido muy buena, hay mucha calidad humana y eso facilita y hace que se trabaje mejor.

Mi experiencia en el BulliLab

Al principio todo me resulto muy diferente a lo que esperas, no es algo que puedas encontrar en cualquier otro lugar. Hay gente de todas las disciplinas, todo el mundo trabaja mucho, intentando dar lo mejor de sí.

Los primeros meses me dedique a analizar e investigar sobre todos los espacios que interfieren en la gastronomía, desde como aparecieron las primeras cocinas, espacios para comer, restaurantes, etc., y cómo eran y cómo han ido cambiado a lo largo del tiempo, hasta llegar a analizar algunos de los restaurantes más destacados actualmente. Además me dedique a identificar y profundizar sobre todos aquellos aspectos que se deben considerar a la hora de diseñar un restaurante: distribuciones, partes, zonas, materiales, iluminación, etc.

Todo esto me ha servido para entender lo complejo que son los restaurantes y conocer todos los elementos y criterios que hay que tener en cuenta para su correcto diseño. No solo he aprendido sobre el espacio en sí, sino también de los elementos de los que se compone, desde mobiliario, materiales, hasta otras cosas más específicas como vajillas; de hecho hicimos una visita a un taller donde nos explicaron cómo se hacían las vajillas de algunos de los restaurantes más importantes.

A partir de todos estos análisis e investigaciones creamos una especie de manual-libro sobre aspectos que hay que tener en cuenta para el diseño de restaurantes.

Los últimos meses me pasaron al área de diseño, donde me vino muy bien todo lo que había aprendido los meses anteriores, que me sirvió de apoyo y base para poder enfrentarme a los diseños que me pedían.

Esto a grandes rasgos, pero además participe en proyectos de todos tipo, y esto es una de las cosas que más he valorado, siempre había nuevos proyectos en los que todos participábamos cada uno desde su especialidad.

Próximamente la Cátedra Ferran Adrià de la UCJC publicará las becas 15/16 para alumnos de las áreas de protocolo, comunicación y marketing de la universidad, para que puedan tener una experiencia profesional como esta en el BulliLab.
Los comentarios están cerrados.